2013-01-16 23:23:34

El Acceso al Cuidado Médico Va en Camino



English Translation

Celisa Figueroa, 22 años, trabaja tiempo completo en una cafetería y es una entre de millones de jóvenes que ya se está beneficiando de la reforma a la salud conocida en inglés como Affordable Care Act (ACA) o la Ley del Cuidado de la Salud.

Celisa, mamá de una niña de dos años ha podido permanecer inscrita en la póliza de seguro de su mamá Christy Figueroa quien trabaja como asistente administrativa en el Distrito Escolar de Colegios Comunitarios en San Diego.

La nueva ley, autorizada en Marzo del 2010, establece que los padres pueden mantener, inscritos en su póliza de seguro, a los hijos hasta los 26 años, -con algunas excepciones-, incluso si el hijo ya está casado, no viven en el domicilio de los padres, no está en la universidad y no es económicamente dependiente de los progenitores.

Gracias a ese cambio, Celisa obtuvo un tratamiento dental por un costo de 1,800 dólares que de otra manera no hubiera podido tener acceso, importante si se toma en cuenta que la salud física empieza con la higiene bucal según indican los expertos. También recibió diferentes procedimientos médicos que le han ayudado a lidiar con un dolor intenso de espalda que inició luego de un parto complicado y que además le ha producido la pérdida de peso.

Genea, su hermana, también se ahorró casi 4 mil dólares, en diversos tratamientos médicos que recibió en Kaiser Permanente, -no especificóqué tratamientos- durante los dos últimos años que estuvo inscrita en el seguro médico de su mamá, pero en agosto al cumplir 26 años quedó nuevamente eliminada.

“El seguro médico es algo, muy importante y díficil de obtener, ojalá fuera algo más fácil de conseguir”, indicó Genea.

Genea una madre soltera que trabaja tiempo completo en una tienda de zapatos, dijo que está tratando de ajustar su vida y sus gastos y por lo pronto no podría pagar una póliza de seguro.

“Para poder tener el seguro médico en mi trabajo se tiene que trabajar cierto número de horas, además hay sólo cierta época del año para solicitar la póliza, afortunadamente yo estuve bajo los beneficios de mi mamá pero por ahora para mi es díficil,” enfatizó la joven.

Genea agregó que cuando tenga acceso a un seguro asequible lo adquirirá pues sabe que es muy necesario. Su hija Aliah, 6 años, nació prematura y estuvo en peligro. “Afortunadamente en ese tiempo tenía seguro médico y en el hospital mantuvieron a mi hija por un mes en la encubadora sin esto yo hubiera perdido a mi bebé”, dijo Genea.

Antes de la reforma a la salud, las compañías de seguro daban de baja a los jóvenes al cumplir los 19 años o si eran estudiantes de tiempo completo al terminar la universidad.

La extensión del seguro médico de los padres a sus hijos adultos es un paso importante en el acceso a la salud , pues entre 19 y 29 años se ubica el grupo más numeroso de personas sin cobertura médica y por periodos más largos según indica la investigación “Jóvenes, Sin Seguro Médico y Endeudados..”, realizada por The Commonwealth Fund, una organización no lucrativa.

Esa investigación establece que alrededor de 6.6 millones de jóvenes menores de 26 años de edad han podido continuar inscritos en el seguro médico de sus padres. Son jóvenes que de otra manera no tendrían acceso al cuidado de la salud.

“Yo he sido bendecida porque mi familia está protegida con mi seguro médico”, indicó Christy Figueroa, la mamá de las dos jóvenes que se beneficiaron con el cambio en la ley de salud.

Figueroa, 45 años , dijo que tiene inscritas a seis personas en su póliza de seguro: cuatro hijas y su esposo Rogelio Pettis con quien se casó hace tres años.

Ella conoce de cerca el alto costo de la salud. Por ejemplo, su esposo con quien se caso hace tres años, pagaba, antes de casarse, más de 500 dólares al mes por una póliza de seguro para él y su hija Marjalesa.

“Imagínese si yo no tuviera seguro médico y toda mi familia tuviera que inscribirse en la póliza de mi esposo, ¡uff!, lo que nos hubiera costado”, dijo Figueroa.

El objetivo de la Ley del Cuidado de Salud es ayudar a todas las personas, ciudadanos y residentes legales, sin seguro médico, son alrededor de 50 millones de personas a nivel nacional- a tener acceso al cuidado médico. También apoya a todas las personas que por sufrir alguna afección preexistente han sido rechazadas por las empresas de seguro médico o se les está cobrando un precio altísimo.

Es una ley compleja, que ocupa alrededor de mil páginas y que la mayoría de las personas continuan sin entender cómo les podrá beneficiar.

Por ejemplo, en el año 2014, Genea y todas las personas sin seguro médico tendrá la oportunidad de comprar un seguro a un precio accesible cuando la ley entre completamente en vigor, permitiendo a familias de bajos a ingresos obtener un subsidio. Sin embargo; también establece que las personas tendrán la obligación de comprar su póliza de seguro de lo contrario podrían ser sancionadas con el pago de una multa.

La nueva ley también protege a quienes tienen una afección preexistente. Históricamente, las empresas de seguro han rechazado a personas con algún padecimiento serio como asma, diabetes y otros.

A partir del 2014, año en que entrará completamente en vigor la ley de salud, las empresas no podrán rechazar a nadie ni cobrar excesivamente.

Por lo pronto la ley puso en marcha el Plan de Seguro para Personas con Afecciones Preexistentes (PCIP) que brinda seguro médico a quienes han sido rechazados por empresas privadas y han pasado por lo menos seis meses sin seguro médico. Es un programa temporal administrado por los estados y el gobierno federal y hasta septiembre de este año en California ya se habían inscrito 12,821 personas en California, según HealthCare.gov.

“Yo estoy feliz de que el sistema integral de salud siga siendo parte de nuestros continuos esfuerzos ”, concluyó Christy Figueroa.


Proud Partners